Obamacare, un sueño no muy Americano      06/12/2015

www.latribunacolus.com

Desde los inicios de la republica, siempre se ha tenido la idea que el trabajo duro y dedicado te llevara alcanzar lo que la dicha no alcanza. Sin embargo, hoy por hoy, en estados unidos, ese concepto del sueño americano esta mas devaluado que cualquier cosa. Resulta imposible concebir que los costos de la salud en estados unidos sean tan costosos y que mucha gente no pueda tener acceso a un buen seguro medico sino tienen el dinero para pagarlo.

El Presidente Obama prometió un seguro medico que seria asequible para todos aquellos que no tuvieran seguro o que no tuvieran los recursos para pagarlo, sin embargo el supuesto acto asequible de salud que tuvo a muchos esperanzados hoy por hoy empieza a mostrarse como un sueño no muy americano. Tal vez si lo sea para las aseguradoras que sin duda están haciendo su agosto con los nuevos asegurados, y todos los años los costos irán subiendo llevando a los usuarios de Obamacare a pagar altos costos en salud sin que se puedan salir de semejante mentira de ley. No solo existe el mandato individual que hace obligatorio tener el seguro medico so pena de una sanción económica de gobierno, lo cual a cualquier vista es una manera más de asegurar recursos para las aseguradoras mientras los ciudadanos se ven obligados a pagar y a pagar bajo el sueño de tener seguro medico que poco a poco se empieza a convertir en una pesadilla para muchos, sino que también existe un mal servicio para aquellos que son usuarios de este sistema. Los médicos en muchas ocasiones, atienden a medias a los usuarios de Obamacare, o en el peor de los casos, evitan la atención para no esperar meses para recibir su pago.

 

Claro, la idea de que por fin existiera un seguro médico para muchos que no lo tenían era una bendición y alivio, lo que no se le dijo a la gente es que esta ley de seguro de salud terminaría siendo una pesadilla de multas e imposiciones solo por garantizar un legado y no por realmente garantizar un sistema de salud para todos, y lo más importante, que realmente fuera un seguro medico que volviera humano el sistema de salud. Hoy por hoy tenemos un sistema de salud que enfatiza en el dinero y costos y no en la vida humana. Con Obamacare, los pacientes reciben un servicio de tercera categoría debido a que los médicos deben esperar hasta tres meses para que sus honorarios sean pagados bajo la ley de seguro medico del Presidente Obama. Entonces, no se resolvió un problema, se crearon muchos mas ya que se le dio un seguro medico a la gente de tercera y se les dio un sistema de ingresos de primera a las aseguradoras, lo cual es bastante distante de la intención de la ley, y lo que tanto prometió en campaña el Presidente Barack Obama.

 

El sueño americano sin duda representa el ideal de trabajo constante y honesto que lleva a la consecución de metas personales y familiares para cualquiera que se lo proponga. Esa esencia debemos conservarla y la ley de seguro medico no representa esos ideales, más bien representa el ideal de venderle promesas vacías a un pueblo hambriento de liderazgo serio y que al final solo se encuentra con líderes de papel que solo representan los intereses de aquellos quienes desembolsaron millones de dólares para una campaña que prometía cambio y que solo trajo más de lo mismo.

 

El sueño americano no solo es alcanzar las metas monetarias y de bienes raíces de una persona, es alcanzar un bienestar para el individuo y su familia, por ende, se necesita una profunda reforma a la ley de salud del Presidente Obama que no solo elimine el mandato individual, sino que le brinde un servicio de salud digno a la gente. Se deben buscar reformas al sistema de salud que permita que quienes sacan provecho del sistema sean los usuarios y no los médicos o aseguradoras. Ese debe ser el fin primordial del sistema y esta ley de salud está lejos de ser ese sueño que todos anhelábamos. Lo único cierto es que una reforma es necesaria, y, esta ley aunque es un mal comienzo, es un inicio que se debe fortalecer con reformas que permitan que todos los ciudadanos de este país tengan acceso al sistema de salud sin discriminación alguna recibiendo los servicios de primera categoría. Ojala el congreso busque las alternativas que nos permitan ver un sistema de salud que funcione para todos y no solo para las aseguradoras.

Cristhian Mancera Mejia

Director

www.latribunacolus.com'

@latribunacolus

@cmancera33