El Delito Paga

Siempre que un gobierno de corte Liberal negocia un acuerdo de paz sea con Irán o con algún grupo terrorista como sucede en Colombia vemos como se sacrifica ciertos principios de la legalidad para alcanzar un fin mayor como lo es la paz. Ya sabemos cómo la administración Obama sacrifico los principios democráticos en la región al buscar una paz con Colombia y un acuerdo con Cuba al costo de sacrificar a Venezuela y su pueblo. Es claro que mucho de lo que vemos hoy en el manejo de la política regional está decidido por un grupo de analistas que están sentados en Washington y poco o nada entienden de la realidad regional y por eso llevan al caos a la región. Primero; al permitir el ascenso de Hugo Chávez, después las negociaciones con la habana al costo de rendir a Colombia ante la impunidad solo por llevarse un trofeo de la paz para Obama y su combo pero sin nada de fondo y Segundo; mucho menos pensando en el sentir de los pueblos latinoamericanos que no quieren una paz mentirosa y mucho menos que sus países sean sacrificados para liberar a otros.

 

Al parecer muchos en Washington que creen que conocen muy bien como siente y se mueve la región pensaron que liberar a los Castro de sus delitos como también de su nefasta influencia en latino américa era el camino para alcanzar muchas victorias en nombre de la paz, Obama y la democracia. Pero seguramente olvidaron que sus esfuerzos por liberar a Cuba a costas de Colombia y Venezuela tendrá un efecto peor en el largo plazo. Ya imagino a muchos glorificándose al decir que por ellos Colombia y Cuba se liberaran de la guerra y la opresión, pero obviamente al costo de Venezuela y el drama de ese pueblo. Al final, el mensaje que han logrado enviar no es un mensaje de paz, ni de liberación, sino un mensaje que el delito paga y que no importa cuántos crímenes cometas, al final si logras negociar con un estado débil, lograras todos tus objetivos de impunidad al costo que sea.

 

Quisiera sentarme algún día con estos analistas en Washington y con los políticos regionales que les siguen en sus planes de pacificar la región al costo que sea si realmente conocen las consecuencias de vender una paz con impunidad. ¿Que vendrá después? ¿Qué ejemplo es el que desde la administración Obama se le vende al mundo? ¿Que EE.UU no le importa la impunidad, sino alcanzar la paz como sea? Seguramente habrá alguien que en un discurso demagógico me explique porque se prefiere la impunidad a la legalidad, pero ninguna respuesta podrá servir para aceptar que los Castro nunca paguen por sus delitos, por las violaciones a los derechos Humanos y que las Farc, al igual que los dictadores de Cuba, queden en la absoluta impunidad tal y cual sucederá en Colombia. Santos y quienes han fraguado este acuerdo nefasto para Colombia han llegado al colmo de hasta acordar impunidad tanto para Las Farc como los militares, lo cual ya no solo sienta el precedente que el delito paga sino que la paz es solo un juego para algunos para glorificarse y no para realmente pacificar un país de verdad o en el caso Cubano; para realmente liberar esa isla.

 

En Colombia, después de este acuerdo, ¿Qué vendrá? Negociaremos con las bacrim? ¿Habrá paz con el ELN? O solo la habrá con las Farc? Es claro que cualquier cosa puede pasar después de ver como desde Washington se ha fraguado estos acuerdos mentirosos para satisfacer los egos de los gobernantes de turno sin pensar en los pueblos que se verán afectados y que se ven afectados por políticas regionales que emanan de personas, en muchos casos que nunca han estado en la región, que ni conocen a su gente, pero al parecer si la conocen muy bien para regar la idea de que el delito paga con tal de alcanzar acuerdos mentirosos con tal de llevarse el trofeo de la paz.

Cristhian Mancera Mejia

Director

www.latribunacolus.com

@cmancera33

@latribunacolus

Comments

Please enter the code
* Required fields
There are no entries yet.