Venezuela encuentra el camino de la gran revancha

Lo visto hoy  a tempranas horas del día en las elecciones de congreso en Venezuela demostraron el gran descontento del pueblo de Venezuela con su gobierno y la forma en que se ha venido manejando las políticas públicas desde los últimos 18 años. El triunfo fue arrollador de la oposición sobre el oficialismo, y sin duda, como lo dije anteriormente en otra columna, con el triunfo de Mauricio Macri en Argentina se abrió el camino hacia el  comienzo del fin del chavismo.

 

En mis recientes columnas habían pronosticado que el chavismo iba en descenso y que su derrota era casi un hecho, y así fue. Los hechos de corrupción, inseguridad, narcotráfico, desvió de finanzas publicas y la constante violación de derechos humanos hizo que el pueblo le pasara cuenta de cobro al gobierno corrupto de Nicolás Maduro y su combo. El pueblo se pronunció, y ese triunfo hablo a lo largo ancho de Venezuela. Lo que sigue ahora no es nada fácil ya que no se pueden repetir los errores de décadas atrás,  que por los malos manejos de los gobernantes de la época se dio lugar al fenómeno Chavista, lo cual debe ser un llamado a la oposición de hoy para no tomar este triunfo como una revancha, sino como una esperanza de evitar el colapso absoluto del país ante el comunismo sínico del socialismo del siglo 21.

 

La revancha debe ser contra las políticas públicas que han llevado al país al caos y que han logrado que la mayoría de ciudadanos emigren al ver que su país se va al piso. También debe existir una conciliación con los sectores más populares del país para abrigarlos y garantizarles programas sociales que han servido para aliviar las necesidades de muchos venezolanos que no ganan ni 10 dólares al mes. La revancha es con el país, y como juntos pueden reconstruirlo. El próximo paso es sacar al chavismo de Mira flores, y ahí se lograra dar el cierre definitivo al nefasto ciclo de los Chávez, Maduros, Cabellos, Piedad córdobas, Farc entre otros personajes siniestros que han abogado por el mal y la destrucción de la democracia en ese país.

 

Los pasos a seguir son consolidar el triunfo de ayer con reformas políticas que logren cambios políticos contundentes en el país para detener el desastre económico y social que la revolución Chavista ha creado. Un gobierno que no sabe nada del manejo de las finanzas públicas y que mal gasto la bonanza petrolera en una agenda socialista que nada positivo le ha dejado al país más que llenar las arcas de sus gobernantes con dineros públicos. También lo que resulto más increíble de la derrota de ayer fue lo dicho por el gobernante Maduro quien justifico la derrota en una supuesta guerra económica del imperio y sectores privados contra el pueblo, pero nunca fue capaz de aceptar la responsabilidad de su gobierno en el caos económico. Nunca admitió el nefasto manejo del sector privado como tampoco de las divisas.

 

Lo más irónico fue todo lo hecho para expulsar colombianos inocentes y humildes con el pretexto de que eran para-militares con el fin de que votaran, lo cual demostró ser otra maniobra que solo un idiota podría elaborar ya que eso solo genero más repudio de las clases populares contra el supuesto gobierno que dice protegerlos. En síntesis; el pueblo tomo revancha contra un gobierno tirano y miserable que ya empieza a ver el comienzo del fin. Del abuso no queda nada, y este gobierno será ejemplo de como los pueblos también toman revancha cuando abusan del poder que el constituyente primario les otorgó.

www.latribunacolus.com

Cristhian Mancera Mejia

Director

www.latribunacolus.com

Editorial

@cmancera33

@latribunacolus