Vladimir Putin le hace la fiesta a Barack Obama

www.latribunacolus.com

Vladimir Putin le hace la fiesta a Barack Obama

Mientras Obama miraba a Putin como si ambos estuvieran en un duelo del viejo oeste en la última sesión de las naciones unidas, Putin miraba a Obama como el chico débil de la escuela a quien todo el mundo le ve la cara. Es claro que el líder Ruso es otro de aquellos que le está viendo la cara al Presidente Norte Americano. Putin miraba a Obama con un sarcasmo e ironía que refleja como el líder Ruso le ha pasado por encima al líder del mundo libre. Era casi patético ver como Obama intentaba verse rudo ante un premier Ruso que lucía tranquilo y seguro de que es él quien domina el escenario mundial con sus movimientos de tropas, apoyo a Asaad y la invasión a Ucrania frente a lo cual Barack Obama al parecer se ha sentado a ver como el premier hace lo que quiere mientras  el mundo colapsa por la falta de liderazgo en política internacional de EE.UU.

 

Frente a los hechos de política internacional en donde es claro que Obama ha perdido hasta ahora la partida de ajedrez, es evidente que no hay política de posicionamiento en marcha, y más bien hay un empeño por debilitar las fuerzas armadas, reducir el gasto en defensa, que si bien es cierto fue muy alto durante la guerra, también es cierto que no se puede bajar la guardia permitiéndole a los enemigos de Estados Unidos adquirir ventajas estratégicas que pueden ser nefastas en el futuro cercano. Lo que está sucediendo en Siria es el reflejo de una política débil en el marco internacional y un total desconocimiento a los esfuerzos que se han hecho por mantener a los aliados de Estados Unidos seguros. Ejemplos de la falta de visión y conocimiento son Colombia e Israel, que han sido dejados a merced de sus enemigos en un empeño de la casa blanca por tener una política de no intervención en donde se favorece a los enemigos de los países aliados y se desprotegen a los amigos.  Putin sin duda ha aprovechado estos vacios e ignorancia en la política internacional para llenar los vacios de Estados Unidos por todo el mundo. Colombia, Venezuela, Nicaragua entre otros son el ejemplo más cercano de cómo el vacio de EE.UU ha llevado a que regímenes de izquierda radical apoyados por el régimen de Putin cojan fuerza y aliento. Esto sin mencionar como Rusia ahora llena los vacios en el medio oriente que Obama por su falta de gestión o acción deliberada ha permitido que se presenten.

 

Mirando hacia adelante, la fiesta seguirá en cabeza de Vladimir Putin quien es un hombre estratégico y un gran conocedor de política internacional quien seguramente le puede dar clases a Obama de cómo se posiciona un país a nivel mundial y de cómo no debilitar a su propio ejército. Mientras tanto Obama seguirá intentando jugar a los experimentos sociales como nombrar a un miembro abiertamente gay como secretario del pentágono lo cual le brindara muchos puntos con esa comunidad pero que una vez más se ve su ignorancia de lo que significa ser comandante en jefe de una fuerza armada. Ósea, si empiezo a listar los errores en política internacional de esta administración, habría que hacer un libro. Pero si voy a precisar que una muestra más de la ignorancia de Obama frente a los problemas de los aliados de su país es el manejo y apoyo al proceso de paz de Colombia que seguramente fue una de sus ideas de incluir a Colombia como vehículo para sacar a Cuba de la lista de los países que apoyaban al terrorismo y en consecuencia condenar a Colombia a rendirse ante terroristas que no quieren la paz sino el poder para imponer otro régimen socialista. Pero si Obama se da la mano con Castro y con una sonrisa de oreja a oreja posa para la foto – que es lo que más le gusta al mandatario Norte Americano- seguramente podremos esperar que indulte a Simón Trinidad para sellar la destrucción de Colombia y la moral de las fuerzas armadas colombianas.

 

Por ahora Putin le ha hecho la fiesta a Obama y lo seguirá haciendo hasta que haya un cambio de gobierno en cabeza de los Republicanos, pero lamentablemente esa posibilidad es cada vez más lejana al ver como los candidatos republicanos solo pierden puntos ante un Trump que solo expulsa odio, fascismo y populismo. Así no se gana una elección. Ya veremos qué pasa, pero por ahora Putin gana la partida y por un amplio marcador sin que al fotogénico Obama se le ocurra nada por reducir la amenaza que representa Putin para toda la región y el mundo entero.

Cristhian Mancera Mejia

Director

www.latribunacolus.com

Editorial

@cmancera33

@latribunacolus